Emisores térmicos

Los emisores térmicos son radiadores eléctricos con una estética muy parecida a los radiadores de agua, pero que funcionan con energía eléctrica, lo que les confiere mayores funcionalidades y sobre todo comodidad.

La ventaja de ser eléctricos en contraposición con los tradicionales de agua es que pueden funcionar de manera individualizada y no necesitan una gran caldera central.

Comparativa

 

Revisión de modelos

 

Catálogo de emisores térmicos eléctricos baratos

Mejores marcas de emisores térmicos

Tipos de emisores térmicos

Emisores secos

Para funcionar tienen unos paneles internos que van acumulando el calor cuando se encienden, ofreciéndolo desde el primer momento. Son una buena opción para habitaciones que no se tengan que calentar durante mucho tiempo (entorno a una hora).

Emisores de fluido

En la venta de emisores térmicos, el siguiente modelo que encontramos son los de fluido. Tardan más tiempo en calentar que los anteriores, pero retienen mucho más el calor. Se consideran una buena opción para usarlos durante unas 5-8 horas más o menos.
En esta categoría es en dónde encontramos los modernos emisores térmicos de calor calor azul.

Emisores cerámicos

Y finalmente tenemos este tipo de emisor térmico que tardan bastante más que los anteriores en lograr la temperatura deseada. Sin embargo, en el momento en el que los apagamos, retienen mucho mejor el calor.
Están más bien pensados para usarlos unas 8 horas diarias, así como para adaptarse a todo tipo de instalación.

¿Cómo elegir un emisor térmico?

Para elegir un emisor térmico la mejor manera de hacerlo es centrándose en cuanto tiempo lo tendrás encendido, ya que esto influirá directamente en la calidad del aire de la estancia donde tengamos nuestro emisor.

Tiempo de uso

  • Si lo vas a poner más bien poco, menos de una hora al día, entonces deberías de elegir un tipo de emisor seco o de calentamiento rápido.
  • Si lo vas a usar unas 5-8 horas, elige un emisor de fluido.
  • Si es para usarlo todavía más tiempo, entonces sin duda elige uno cerámico.

Emisores térmicos cerámicos ¿qué son?

Un emisor térmico cerámico ha sido fabricado con un tipo de material cerámico de gran calidad, por lo que podemos estar seguros de que su resistencia al paso del tiempo es plena.
En comparación con otros tipos (cómo los secos o los de fluido), tardan más tiempo en alcanzar la temperatura óptima. Pero, en el momento en el que la alcanzan, son los que más tiempo la logran mantener.

Son una buena opción para aquellas personas que buscan un aparato climatizador para ser usado 8 horas al día o más, logrando calentar por completo la zona, pero sin que la factura de la luz se incremente de forma radical.

¿Qué es mejor emisores térmicos secos y fluidos?

Todo depende de cuanto tiempo vaya a estar nuestro emisor encendido; para espacios cortos de tiempo, un emisor térmico seco será el ideal, ya que no afectará en gran medida la calidad de aire ni resecará el ambiente, y su precio es más reducido.

Si por el contrario pretendes mantener tu emisor térmico más tiempo encendido, lo mejor es un emisor térmico fluido debido a que no resecará el ambiente y proporcionará un calor mucho más sano y natural.

¿Acumuladores o emisores térmicos, qué es mejor?

Los acumuladores de calor son en realidad emisores térmicos cerámicos, dicho esto, si tu necesidad de calefacción ocupa una espacio de tiempo muy prolongado, tu mejor opción es un acumulador de calor, mientras que si solo necesitas calor en casos puntuales un emisor térmico seco solucionará tus necesidades.

¿Cuánto consume un emisor térmico?

El consumo viene dado por la potencia que seleccionemos, es decir, si seleccionamos la opción media (1500W) consumirá 1500w, eso si, la gran ventaja que tienen los emisores térmicos son su eficiencia energética y su capacidad de retener el calor.

Para calcular que potencia necesitas para calentar tu habitación, sol tienes que multiplicar 80 por los metros cuadrados de tu habitación, por ejemplo, si tu habitación tiene 13m2, 13×80=1040; Necesitarás un emisor térmico de más de 1040W, aunque esto es orientativo y puede variar según el aislamiento de tu casa.

¿Cómo instalar emisores térmicos?

Ventajas e inconvenientes

A continuación te mostraremos cuales son las ventajas y desventajas de adquirir este tipo de sistemas de calefacción.

Ventajas

  • Larga vida útil: son radiadores muy duraderos.
  • Diseño cuidado: tienen un diseño minimalista, limpio y moderno.
  • Libre instalación: Puede instalarse en la pared o dejarlo parado en el suelo.
  • Gran durabilidad: Gracias a su tecnología tienen una vida útil muy elevada.
  • Calor agradable: Debido a su sistema de calefacción interno, producen un calor agradable que no reseca en exceso.

Desventajas o inconvenientes

  • Precio elevado: Al ser un sistema de altas prestaciones tiene un precio elevado (+ de 100€)
  • Tarda en calentar: Debido a su tecnología de retención del calor, consume menos pero tarda más en calentar.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)